Mitos de trenes En dirección al averno

Mitos de trenes En dirección al averno

El tren fue un medio de transporte revolucionario en el siglo XIX, ya que, gracias a él, las empresas podían trasladar sus productos de un lugar a otro de una manera mucho más rápida.

Hoy en día la tecnología y los nuevos caminos han ocasionado que los ferrocarriles paulatinamente dejen de circular por las rutas comerciales, dejando el paso libre a camiones, aviones o barcos.

En una entrevista reciente que tuve con un maquinista, pude escuchar uno de esos mitos que no te dejan pegar pestaña. Me contó que cuando era joven trabajó en una estación de tren rural.

La mayoría de ferrocarriles que partían de ahí correspondían al tipo industrial, es decir, sólo transportaban mercancía. Sin embargo, todos los jueves a las 9:00 de la noche, salía un tren de pasajeros.

Uno de esos días se presentó en la estación un anciano de aspecto algo desaliñado gritando incoherencias.

– La hora de mi fin se acerca. Pronto vendrán, no tengo escapatoria.

Lógicamente eso hizo que los pocos pasajeros que esperaban la llegada del ferrocarril, empezaran a sentir mucho miedo. El pánico se extendió de tal forma que uno de los boleteros se le acercó al octogenario y le dijo:

– Tranquilícese buen hombre. Porque no pasa a la oficina y come un panecillo acompañado de una taza de café.

– No tengo hambre. Lo que tengo es pavor porque sé que me queda muy poco tiempo.

El reloj marcó las nueve y el tren llegó sin contratiempos. La gente subió a los vagones y luego de unos instantes, lo único que se podía ver en la estación era la estela de humo dejada por el transporte y desde luego al viejo murmurando palabras al viento.

Una vez más, el vendedor de boletos se le acercó al anciano y le comentó:

– No hay más trenes. Tendrá que venir mañana.

A lo que el hombre le respondió:

– Sólo me restan tres horas.

Exactamente a las 12 de la madrugada, se escuchó el silbato de un ferrocarril pasando por aquellas vías. El anciano exclamó un grito de dolor y su cuerpo fue transformado en cenizas.

Leyenda corta el rollo de fotos

Chucho se hizo aficionado a la fotografía desde pequeño, pues cerca de su casa había un estudio fotográfico. Es decir, el típico lugar donde acuden novios, quinceañeras etc. para poder guardar esos momentos cumbres de su vida en imágenes.

Gracias a su ingenio rápidamente se hizo amigo del dueño del local, quien le permitía observar de cerca los distintos tipos de lentes que existían, las ampliadoras de imagen y los ácidos que se usaban para el revelado.

Leyenda corta el rollo de fotos

Cuando se hizo mayor, Jesús quien había ahorrado cierta cantidad de dinero, rentó un pequeño local y se dispuso a montar el poco equipo que tenía. Entre las cosas viejas que logró rescatar de los “mercados de pulgas”, había una cámara réflex de metal.

Usando una moneda, logró abrir el compartimiento donde se alojaba la pila, pues se trataba de un dispositivo semiautomático. Una cosa que le llamó la atención fue que en el interior de la cámara, aparentemente aún había un rollo de 35 mm.

Encendió la luz roja de la habitación y con sumo cuidado enrolló la película en el carrete y después la sacó del dispositivo.

Preparó los químicos para el revelado, con la esperanza de que alguna de las fotos aún fuera visible. De las 24 fotos que había, más de la mitad estaban veladas o mal tomadas. Sin embargo, el negativo número 23 lo dejó atónito, pues en esa imagen se podía ver al viejo dependiente del local en el que Chucho laboró cuando era joven.

El hombre llevaba puesta una túnica y capa de color negro y de su boca salían un par de filosos colmillos, como si hubiera sido un vampiro.

Pero… ¿Cómo podía ser un vampiro si trabajaba de día? Sencillo, unas leyendas cortas de vampiros nos dicen que estas criaturas no soportan la luz del sol, pero también hay otras historias en las que vemos que sólo se les puede dar muerte con una estaca.

Mitos cortos de abducciones extraterrestres

Mitos cortos de abducciones extraterrestres

Desde la década pasada, “el fenómeno ovni” ha tenido gran relevancia sobre todo en los medios televisivos. Es decir, aún hoy en día podemos ver espacios informativos que le dan cabida a notas relacionadas con lo “paranormal”.

Algo que se encuentra ligado a los avistamientos de objetos voladores no identificados son las experiencias que ha tenido la gente que de alguna u otra forma ha sufrido una abducción.

Los relatos de estas personas cuentan con mitos cortos en común, los cuales hacen que incluso algunos escépticos se lleguen a plantear la idea de que hay vida en otra parte lejana al Sistema Solar.

Básicamente los encuentros con los seres de otras galaxias se dan en puntos alejados. Es decir, en lugares en donde sólo está la persona a la cual van a subir a su platillo volador.

Puede ser una carretera solitaria, un sembradío etc. Lo primero que cuentan los testigos es que vieron en el firmamento una luz cegadora que los obligó a detenerse.

Después escucharon el ruido de un motor vibrante y luego al mirar hacia el cielo se percataron de que estaban debajo de una gran estructura de metal en forma de un platillo.

Se dice que los tripulantes de esas naves, son muy semejantes a los humanos, sólo que éstos tienen un cuerpo mucho más delgado y sus extremidades son más largas. Eso sin hablar de que sus ojos son completamente negros.

Las descripciones han salido a la luz pública, gracias a que muchas de estas víctimas han accedido a someterse a sesiones de hipnosis, ya que es el único medio por el cual pueden recordar de manera lucida las experiencias aterradoras y traumáticas por las cuales han pasado.

Sin embargo, algunos de ellos luego de recordar los pavoroso los sucesos, desgraciadamente han perdido la razón y ahora se encuentran en hospitales psiquiátricos.

Cuento de terror sucedió un catorce de febrero

Cuento de terror sucedió un catorce de febrero

El día de los enamorados, es una de las celebraciones que un alto porcentaje de parejas esperan con ansias, pues en esa fecha reciben y le dan obsequios a sus seres queridos.

Ese día salí a pasear con mi novia. Tenía planeada una serie de actividades románticas, las cuales culminarían con una propuesta de matrimonio.

Fuimos a desayunar y luego al parque a conversar un rato. Por la tarde, nos dirigimos a su restaurante favorito y estuvimos ahí hasta que cayó la noche.

Al salir del establecimiento le pregunté:

– Y ahora ¿qué te gustaría hacer?

– Por qué no vamos a ver una película al cine, hace mucho tiempo que no hacemos eso. Desde que contratamos el servicio de streaming la mayoría de las cintas las vemos en casa.

– Tienes razón. Es una excelente idea.

Fuimos a uno de esos complejos que se encuentran en los centros comerciales, pues creí que al salir de la sala de proyección, podríamos cenar algo en algún local que continuara abierto.

Me acerqué a la taquilla y le pregunté a la chica del mostrador que si aún había boletos para la película que mi novia quería ver. La mujer miró su pantalla y me dijo:

– Ya no me quedan boletos para esa cinta, sólo tengo para El Danubio Oscuro.

– ¿Usted cree que quiero ver una película basada en cuentos de terror en San Valentín?

– No ¿verdad? Fue un error de mi parte, le ofrezco una disculpa. Dijo.

Le comenté que no tenía motivo para disculparse y enseguida le dije a mi novia que mejor recorreremos la plaza.

Nos paramos enfrente de un aparador que vendía cosas extrañas. La mirada de mi prometida se clavó en un troll de ojos color anaranjado.

– ¡Qué bonito! Voy a comprarlo. Me mencionó.

– No por favor. Esos seres están malditos. Le supliqué.

– ¡Me lo dices en serio! No eres un niño para temerle a criaturas del bosque. Replicó.

Al día siguiente que no fui a trabajar, encontré encima de mi escritorio al troll. ¿Cómo llegó ahí? Jamás lo sabré.

También puedes visitar esta página de cuentos de terror donde encontraras una variedad más grande de fantasticos cuentos.

Cuento corto el sandwich de jamón

Cuento corto el sandwich de jamón

Todas las mañanas me levantaba para ir a trabajar a la fábrica en donde era parte de una línea de producción. Mi trabajo consistía en pasar los productos terminados a una segunda banda para que estos fueran enviados a la empaquetadora.

Había veces que la situación era tan mala que no me alcanzaba para llevar algo para almorzar. A la hora del descanso me sentaba con mi amigo Gabriel quien siempre llevaba una lonchera con su desayuno.

Cuando yo llevaba algo de comer, dejaba que él me invitara algo de sus alimentos, pues compartíamos los dos la comida. Sin embargo, cada que mi lonchera estaba vacía, le daba una excusa para no comer.

Un día mientras estábamos desayunando, a Gabriel lo llamó el supervisor para que lo ayudara en una tarea especial. Mi amigo se volteó a verme y me dijo:

– Te encargo estas dos cosas; mi libro de cuentos cortos y mi lonchera. No confío en nadie más para dejárselos.

– Conmigo estará seguro tu almuerzo. Le contesté.

En cuanto se alejó, mi estómago comenzó a rugir y mi conciencia me decía que me comiera lo que había en la lonchera. A fin de cuentas, podía disculparme con lo que dice el dicho “Es más fácil pedir perdón que pedir permiso”.

Levanté la tapa de la lonchera y vi que había un termo con café, una manzana madura y un sandwich de jamón con queso envuelto en una servilleta. Era el emparedado más apetitoso que había observado en los últimos tiempos. Tenía todo lo necesario para convertirlo en un manjar. Rodajas de tomate y un toque de mayonesa.

Lo tomé suavemente con ambas manos, pero en el instante en el que estaba a punto de morderlo, me detuve al pensar que eso traicionaría la confianza de mi amigo. Entonces, acomodé las cosas como estaban y esperé a que Gabriel regresara.

Cuando volvió abrió su lonchera y sin decirme nada partió el sandwich a la mitad y me la dio sin que yo se la pidiera. Al traicionar la confianza de un amigo nos traicionamos a nosotros mismos.

Calendario Hoy No Circula 2016

Para todos los habitantes del Valle de México, y que conforman la llamada Megalopolis (que no es otra cosa que la comisión ambiental de la Megalopolis, conformada por los gobernadores de los estados de Hidalgo, Morelos, Puebla, Tlaxcala y el Edo de México) es común escuchar de las modificaciones realizadas al programa “Hoy No Circula”, por lo que al afectar directamente la vida de ellos, tienen que estar constantemente actualizados, y algo muy importante de estar atento es el calendario Hoy No Circula 2016.


Precisamente por los cambios, y debido a los altos puntos de Ozono que se registran en la región, se llevan a cabo, modificaciones al programa para combatir los altos índices de contaminación que se generan en el lugar, y dentro de estas modificaciones, están el Calendario Hoy No Circula 2016.

Hoy te dejamos una imagen de cómo queda establecido, el calendario, para tomar las acciones pertinentes y así no sufrir con percances, como los de pagar altas multas de tránsito y las consecuencias que esto genera a la hora de ser detenido por la autoridad, por el desconocimiento de cuando puedes y cuando no, circular.

Es importante recalcar que estas medidas, se toman para evitar problemas de salud, ya que cuando los puntos de IMECA (Índice Metropolitano de la Calidad del Aire) afectan a todos los ciudadanos, pero más, a los más desprotegidos, que son los menores de edad y los adultos mayores.

Cumplir con estas disposiciones, acatar las modificaciones al programa Hoy No Circula, es poner el granito de arena, para mantener en óptimas condiciones la calidad del aire que respiramos, es obligación de todos los que viven en dicha región.

Llevar a chequeo a los centros de verificación los automóviles y tenerlos en óptimas condiciones, para evitar problemas es la mejor opción para cumplir con todos los requerimientos que se necesitan para pasar la verificación, es lo más recomendable, si se quiere tener una calidad aceptable, del aire que se respira.

¿Cuál es la labor de los directores de escena?

¿Cuál es la labor de los directores de escena?

El trabajo de los directores de escena (sobre todo en las obras cortas de teatro) consiste en aligerar la labor del director, pues en infinidad de ocasiones a estas personas se les asigna la calendarización de los ensayos generales, así como otras tareas.

Por ejemplo, el director de escena es el enlace entre los actores y los productores de la obra, por tanto debe tener a la mano los datos personales de cada histrión: su número de teléfono, su correo electrónico, dirección etc. para localizarlos lo más pronto posible en caso de que no lleguen a tiempo al llamado.

De igual forma, están facultados para recomendar a coreógrafos y vestuaristas, pues saben qué tipo de ropa queda mejor en escena tomando en consideración lo que pide el guión.

Pasando otro tema, no queremos dejar de mencionar que la tecnología ha facilitado el desempeño de los directores de escena y es que antiguamente se les solicitaba que tuvieran a mano un portafolios con miles de objetos de oficina con el propósito de que el director pudiera apuntar una nota de producción rápidamente.

Entre las cosas que debían estar guardadas en esa cartera destacaban: los clips, un pequeño pizarrón, gises de colores, unas tijeras y hasta un cronómetro para medir el tiempo que transcurre entre escena y escena.

Actualmente, casi todo lo anterior puede ser sustituido por una tableta, ya que estos dispositivos móviles no sólo permiten organizar eventos y notas en la nube, sino que también cuentan con cronómetros e inclusive la posibilidad de filmar una porción de la obra para analizarla después.

Desde luego, siempre es bueno contar con una libreta de apuntes y varios bolígrafos de colores, en caso de que dicho equipo portátil llegase a fallar.

Por último, se les exige a los directores de escena que conozcan el texto de la obra, como si ellos hubiesen sido los autores, pues serán los encargados de ofrecerles acotaciones a los actores durante los ensayos.

Leyendas cortas de tiburones el Dakuwaqa

Leyendas cortas de tiburones el Dakuwaqa

El Dakuwaqa es una de esas leyendas cortas de tiburones, que sigue encantando a propios y extraños, dado que la historia de este dios del mar es sumamente interesante.

Hay quienes lo miran como una deidad marina que se encargaba de proteger a los arrecifes. Con el fin de no ser descubierto, con frecuencia se convertía en un tiburón de gran tamaño.

Un día Dakuwaqa tomó la decisión de enfrentar a uno de sus rivales, mismo que era conocido con el mote de Suva (para aquellos que no lo sepan, éste también es el nombre de la capital de Fiyi). Ambos contendientes se enfrascaron en una gran lucha. De hecho, la riña fue tan encarnizada que los impactos que se dieron uno a otro, ocasionaron que en el mar se formaran olas de un tamaño inmenso, las cuales provocaron inundaciones en las áreas aledañas.

Una vez más el dios tiburón salió airoso del desafío y gracias a ello pudo proseguir su camino con destino a Kadavu. Cerca de ahí se encontró a un pulpo enorme, quien logró apresarlo. Por más que Dakuwaqa peleaba, no era lo suficientemente fuerte como para librarse de los tentáculos que lo comprimían.

Desesperado el tiburón imploró piedad y le prometió al molusco que si lo dejaba en libertad, a partir de ese momento también se encargaría de vigilar ese arrecife, para que nadie se acercara a él

Aunque el pulpo estaba un poco indeciso, creyó en la palabra de Dakuwaqa y lo liberó de inmediato. El dios tiburón cumplió su promesa. Es más, se dice que en la actualidad, los pescadores que salen al mar, no temen hallar tiburones en su camino, ya que saben que estos no les harán ningún daño.

Como se puede notar en la leyenda corta que acabamos de relatar, todavía en Fiyi la gente siente un gran respeto por las criaturas del mar.